jueves, 26 de abril de 2012

Ley de Say según Schumpeter

Pero es razonable afirmar que el output de equilibrio de una industria, su producto total que no es ni demasiado grande ni demasiado pequeño, no es el "correcto" sino relativamente alos outputs de las demás industrias. No tiene sentido calificarle de correcto sin relacionarlo con los demás. Dicho de otro modo: demanda, oferta y equilibrio son conceptos para describir relaciones cuantitativas dentro del universo de las mercancías y los servicios. No tienen sentido globalmente referente a este universo. Hablando con rigor, no tiene sentido hablar de la demanda y la oferta totales o agregadas de un sistema económico y de superproducción en ese contexto, del mismo modo que no lo tiene el hablar del valor de cambio de todas las cosas vendibles tomadas juntas, o del peso del sistema solar tomado en su conjunto. Si insistimos en aplicar los términos 'demanda' y 'oferta' a totales sociales hemos de tener presente con precisión que los términos significan en ese uso algo enteramente distinto de lo que significan en su concepción común. En particular, la demanda y la oferta agregadas no son independientes la una de la otra, pues las demandas que componen la demanda total "del producto de una industria (o empresa o individuo) proceden de las ofertas de todas las demás industrias (o empresas, o individuos)" y, por lo tanto, aquélla aumentará en la mayoría de los casos (aumento real) si aumentan esas ofertas, y disminuirá si ellas disminuyen. Esta es la proposición a la que (con Lerner) yo llamaría ley de Say, y la que creo refleja mejor la idea básica de éste".

Schumpeter, J.A., Historia del Análisis Económico. pp 684-685.

No hay comentarios:

Publicar un comentario