miércoles, 22 de octubre de 2014

analfabetismo financiero y Almodóvar

Me gustan algunas de las películas de Pedro Almodóvar. Recientemente ha dicho que «Si yo hubiera sido un hombre analfabeto, gallego, ... voy y espero al señor Blesa o al señor Rato y le corto el gañote». Creo que lo mismo piensan los analfabetos, gallegos o no, que han sido engañados por esos señores. No creo que con lo de analfabeto el señor manchego halla querido insultar a nadie. Ser analfabeto no es malo en si mismo; ser gallego tampoco.
Me llaman la atención dos cosas:  
  1. La primera, evidentemente, la continua identificación de ser gallego con la incultura, el analfabetismo por una parte, pero también con la ambigüedad, una especie de simulación o huída de toda concreción. Lo gallego también se identifica con la poesía, lo femenino, lo lírico por excelencia, contitente ignoto, brumoso, sentimental, como bien sabe Miguélez Carballeira.
  2. Pero centrémonos en el analfabetismo. Y en las finanzas. Es un tema de moda en Economía la alfabetización financiera, un «hot topic», que le dicen. Aquí, uno de los responsables, protagonista de una de las partes de mi tesis, afirmando que los estadounidenses son muy "gallegos". Pero estoy seguro que el propio Almodóvar es tan de analfabeto en materia financiera como muchos -la mayoría- de los que firmaron los contratos. Conozco personalmente dos afectados: un profesor de primaria ya jubilado y el padre de un amigo, ya muerto. El primero es bastante verso en letras, el segundo era "gallego". El factor clave aquí no fue la alfabetización, financiera o no, sino el de la confianza, punto este, que se refiere a otro de los tópicos sobre los gallegos: el ser gente desconfiada. 
Para concluir hablemos un poco de alfabetización financiera: la mayoría de la gente no sabe lo que es una capitalización compuesta; muchos tampoco saben calcular un porcentaje, calcular el valor actual de una renta o lo que es amortizar, tampoco realizar una regla de tres. No hablemos ya de calcular un TIR o un VAN. Lo cierto es que, pese a ser bueno saber ese abecé, e incluso habiendo herramientas como las hojas de cálculo que facilitan esa clase de cálculos, no debería hacer falta saberlo. Son los controles y las regulaciones las que han fallado. A la gente debería bastarle con ser prudente en sus gastos, saber que ahorrar es bueno, etc. Por una firma se puede perder todo, decía mi abuela. Y es cierto, pero que el remedio sea que se ha de desconfiar continuamente de todo no mola, señores reguladores, no es bueno para la economía.
Respecto de las confusiones almodovarianas quedémonos con la Agrado, dado que Galician is the new Black:



lunes, 29 de septiembre de 2014

el hedonismo y su representación

Resulta extraño el estudio de lo que significa K&T (1.979) y su repercusión. Lo que se intenta en ese artículo es más grande de lo que parece la primera vez que se lo lee. En él retoman un utilitarismo de fundamentos hedónicos: cuando sumergimos la mano en agua a 12º estando en un ambiente de 17, por ejemplo, nuestro cuerpo reacciona al contraste poniéndosenos la piel de gallina, los pelos se erizan y las pupilas se dilatan. Después de un minuto seguimos sintiendo frío pero ya no tanto. Si la temperatura del agua se eleva dos grados sentimos el agua templada junto con una sensación agradable. Alguien que de golpe introduzca su mano en agua a esos 14º la sentirá ligeramente desagradable.
La introducción de realismo psicológico en Economía no procede sólo del estudio de nuestras reacciones hedónicas. El hedonismo es importante porque la axiomática que lo representa incorpora las nociones de intensidad y valencia; los estímulos que provocan las reacciones hedónicas suelen ser separables y aditivos. La valoración subjetiva de esos estímulos suele corresponderse, si es representada, con una función cóncava (el doble de estímulo se corresponden con una reacción de menor intensidad: una lámpara que de repente proyecte el doble de luz en una habitación oscura no hace que veamos el doble mejor).
Estas propiedades hacen de la propuesta hedónica formulada en K&T (1.979) tremendamente atractiva a los economistas convencionales. Pero tiene sus límites. La integración de los resultados obtenidos a través de los cuestionarios formulados por K&T son válidos en ese campo de fuerzas, el de la reacción hedónica, que sin duda es muy importante para entender la conducta económica, pero que no es el único dominio motor de la conduta económica.
Los modelos tradicionales del s.XX no juegan a la hedónica, juegan a la preferencia revelada. Que es como jugar con lo que haya sin preguntarse por las causas. Introducir una causa en los modelos ignorando otras, otros motores, es lo que hace que el juego comportamentista tenga sus límites. Entenderlos es complicado pero entretenido.
Otra rama de la economía comportamentista tiene que ver con el procesado de información, las heurísticas y la distorsión de los juicios. Hablar de ella, del esquema dual que proponen K&T, es también complicado. Me atraganto.

domingo, 7 de septiembre de 2014

preguntas desafortunadas

una amiga ha tenido la mala idea de preguntarme de qué va mi tesis. No he podido evitarlo, y lo he intentado. Dado que ya va siendo hora de mi post mensual aprovecho y copipego, con vuestro permiso. Inmersión:

a ver, te cuento entonces de mi tesis. La temática, el objeto de estudio, es un fenómeno que se conoce como "introducción de realismo psicológico en Economía".
En Economía trabajamos con modelos que intentan simular la realidad: la evolución del ahorro, la inversión, la reacción del consumo ante una subida de impuestos. Esas simulaciones nos sirven después para intentar predecir fenómenos futuros o para intentar aislar las causas más importantes de fenómenos que se han dado.
Estos modelos son modelos matemáticos. Si aumenta la renta disponible aumenta el consumo, por ejemplo, en una proporción. Esas relaciones intentamos modelarlas, reproduciendo mediante fórmulas las relaciones entre las variables que son nuestro objeto de estudio. Vale. Pues resulta que los modelos convencionales tradicionalmente eran muy poco realistas desde un punto de vista psi. Se suponía que los agentes económicos maximizaban en todo momento, que eran racionales, que poseían información perfecta, que sólo perseguían su propio interés, y eran coherentes a lo largo del tiempo: si elegían hacer una cosa no cambiaban después de opinión... Todos estos supuestos tan poco realistas eran necesarios para poder modelizar matemáticamente los fenómenos económicos.
En los años 50 se atacó mucho esta forma de modelizar. Hubo economistas que iniciaron un movimiento que pretendía introducir mayor realismo psicológico en economía. Su principal figura fue Herbert Simon. Una de las escuelas que surgió de ahí es la Economía Evolutiva. Esa gente es heterodoxa, son unos cracks, pero académicamente no han tenido mucho éxito. Han conseguido introducir algunos conceptos, como el de racionalidad limitada o el de heurísticas, pero la clase de modelos que ellos defienden no ha acabado por sustituir a los que ya había.
En los años 70 nace otra forma de introducción de realismo psicológico en Economía. Se trata de la Economía Comportamentista. Kahneman y Tversky son los que iniciaron ese camino. Los economistas que trabajan a partir de los resultados obtenidos por Kahneman y Tversky, que en realidad son psicólogos, lo que hacen es modificar modelos económicos convencionales, ya existentes, mediante la introducción de distorsiones en el juicio, sesgos, y fenómenos como el altruísmo, que previamente han sido testeados mediante experimentos de laboratorio.
Esta segunda forma de introducir realismo psicológico en los modelos con los que trabajamos los economistas ha tenido bastate éxito, de hecho es una especie de hype ahora mismo. Este contraste entre el éxito de los comportamentistas y el relativo fracaso de los evolutivos ha llamado la atención de los especialistas en historia del pensamiento económico. Las razones que se suelen aducir para explicarlo son que, por una parte, la concepción de la mente de los comportamentistas es más actual, con mayor soporte empírico, por una parte. Además, la forma en la que han sido construídos los experimentos mediante los que aislan las distorsiones en el juício que constituyen a posteriori sus bloques de construcción teóricos, son susceptibles de ser integrados en modelos convencionales. De ahí su éxito. Aislan fenómenos concretos que pueden ser introducidos como variables dependientes en los modelos convecionales.
Yo lo que hago es cuestionar esos dos argumentos. En primer lugar los modelos que provienen de las formas de modelizar introducidas por Herbert Simon, no están desfasados desde el punto de vista de las teorías de la mente actuales. En concreto aporto argumentos externalistas. El externalismo es una corriente actual respecto de la naturaleza de los procesos cognitivos. De hecho es más popular entre los investigadores cognitivos que su alternativa, el internalismo respecto de esos procesos. De hecho, los modelos de Economía Evolutiva son simpáticos respecto de ese tipo de concepciones sobre la cognición.
Esta sería la segunda parte de la tesis. En la primera hago una introducción sobre qué significa esa tendencia a la introducción de realismo en economía, y en la segunda defiendo la actualidad de los posicionamientos de la escuela de Economía Evolutiva desde el punto de vista de las teorías cognitivas.
En la tercera parte de la tesis, en la que me encuentro ahora, me centro en la Economía Comportamentista. Entienden los que estudian esto, que una de las razones del éxito de los comportamentistas reside en la forma en la que introducen ese realismo psicológico en los modelos. Esto es, su compatibilidad con la forma convencional de modelizar. Y aquí es donde estoy atascado. No es que no tenga ideas sobre cosas que me parece que no están funcionando, lo que me está resultando dificil es montar un argumento. Estoy intentando afrontarlo desde un ataque a los fundamentos hedonistas del trabajo que llevan a cabo los comportamentistas. El hedonismo, que aquí no significa búsqueda de placer sino estudiar la reacción de los sujetos ante incentivos consistentes en ganancias y pérdidas posibles, estudiando la intensidad de esas reacciones, respecto de qué se reacciona, y las distorsiones respecto de la respuesta que sería considerada racional, es la base de los resultados comportamentistas. Sus principales resultados de laboratorio son sólidos, pero la forma en la que se aplican, la introdución de ese realismo psicológico en Economía, es cuestionable por varios motivos.
En ambas partes de la tesis me manejo con argumentos externalistas por lo que la tesis viene a ser algo así como la defensa de una perspectiva externalista en la polémica sobre las formas de introducción de realismo psicológico en Economía. Esa perspectiva nos permitiría una crítica del comportamentismo que no niega la importancia del trabajo empírico que han realizado. Además también permite una defensa de ciertos conceptos propios de la Economía Evolutiva.

sábado, 2 de agosto de 2014

take some risk (libelium)

supongo que hoy es un buen día para escribir la ya tradicional entrada mensual de kitikrit: llueve y es sábado. Uno de los temas que estoy trabajando últimamente en la tesis (que estoy acabando) tiene que ver con el efecto del riesgo sobre las decisiones y las formas de temporalidad.
En cuanto al riesgo, su percepción e integración, hay que decir que su efecto es decisivo. Si tenemos en cuenta la cantidad de decisiones que tomamos que involucran riesgo nos daremos cuenta de la importancia del asunto. Cuando afrontamos un escenario incierto percibir de forma adecuada aquello que es esperanzador o aquello que intimida es muy importante. No hay nada malo en sentirse intimidado o esperanzado, son emociones que suponen un combustible condutual. Es tal la importancia de las emociones asociadas a lo probable (que aquello que puede ser involucre ganancia o pérdida) que supone un terreno de juego primordial de lo político: siñalar los riesgos que supone que el adversario se haga con el poder o hacer ver el escenario económico actual como esperanzado son luchas políticas de primer nivel.
Ayer encontré algo que hicieron los de libelium con arduino y el apoyo de una comunidad japonesa de hakers. Es difícil saber cómo el abaratamiento y la universalización de todos esos mecanismos de medición puede afectar a nuestras vidas. En libelium destacan como la iniciativa a la que dan mayor importancia de entre las que han participado es la de el control de los cultivos de Alvariño, mediante el que es posible reducir el uso de fertilizantes de tal forma que la inversión tecnológica es recuperada en cuatro meses. Pero si uno visita su web puede observarse que se están centrando mucho en la gobernación municipal (polución, tráfico rodado, potabilidad).
La medición de los riesgos sin embargo entraña una dificultad: tiene componentes económicos y políticos por lo que medir polución, salubridad, potabilidad, es sólo un primer paso. Lo que quiero decir es que mediante las herramientas que ofrecen empresas como libelium se pueden medir muchas cosas pero para poder tomar decisiones adecuadas son necesarios criterios adiccionales. Es posible que una empresa vinícola sepa como afecta la humedad a la uva y qué decisiones debe tomar ante cada contingencia ambiental pero cuando trabajas con variables que dependen de la conduta de las personas, como la polución, la medición es sólo una parte. En ese caso la gestión de los riesgos ha de tener en cuenta que la conducta de las personas no siempre es racional, no siempre que se anuncia un riesgo la gente modifica de forma óptima su conducta.
Here we are, economistas. :)
Nota: Lo que dice en el video sobre los cultivos Alicia Asín sobre transparencia es más que dudable: siempre que se da una transparencia es porque hemos decidido ver unas cosas para dejar de ver otras. La transparencia siempre es relativa. 

domingo, 29 de junio de 2014

en diferencias

Estoy en el (ante)penúltimo capítulo de la tesis sin contar la conclusión. Es el sexto. Ya he presentado los elementos máis importantes para entender la propuesta de Kahneman: esquema cognitivo mediante los que clasifica los procesos de elección, los principios de funcionamiento que rigen esos procesos, las heurísticas que engloban y las distorsiones a las que dan lugar. También hago mención de la Teoría de las Alternativas.
El siguiente capítulo, en el que estoy trabajando, describe la integración que se está haciendo actualmente en Economía Conductual de fenómenos psicológicos. Ahora que lo estudio en detalle tengo la impresión de que los economistas que están trabajando actualmente en los modelos que desarrollan algunos de los conceptos kahnemanianos deberían distanciarse de algunas de sus formulaciones. Algo de eso ya hay: en Thinking, Fast and Slow, por ejemplo, las únicas referencias que exisen a la forma que tenemos de integrar la dimensión temporal en la toma de decisiones remiten al hedonismo sobre el que ha estado trabajando Kahneman últimamente. En contraste con eso toda la literatura sobre elección intertemporal de los Loewenstein o Laibson no habla en lenguaje hedónico. Es cierto que Loewenstein introduce el estudio del efecto de factores viscerales, por ejemplo, pero la remisión a dos 'yoes' para representar el conflicto entre las razones presentes y las futuras es muy problemático desde una perspectiva hedónica: es como si evaluase los premios futuros (estudiar) contra los presentes (bajar a dar un paseo) y valorase más los primeros pero eligiese los segundos. Desde un punto de vista hedónico es problemático defender un relato de ese estilo. El que haya un 'yo' sabio y otro 'infantil', o uno miope y otro panóptico, es la respuesta que se está dando pero supone un alejamiento de ese hedonismo. No entraré en detalles sobre lo que pienso al respecto  porque para eso está la tesis y además todavía estoy en proceso de construcción argumentativa: no sería capaz de dar una respuesta rápida.
Esa literatura sobre decisiones intertemporales --economía financiera y del ahorrro- supone los desarrollos más importantes y productivos entre la Economía Conductual, lo cual es significativo respecto de aquello que está funcionando.
Otra de las cosas que también funcionan tiene que ver con la Teoría de las Alternativas pero no se debe directamente a Kahneman. Se trata del denominado Mental Accounting. Son las formas de edición. El cómo se expresan las cosas pesa, y mucho.
Es problemático también Kahneman en el propio esquema cognitivo: las heurísticas que presenta bajo la etiqueta de wsiati (what you see is all that is) obedecen a principios de funcionamiento diversos, el estar englobados bajo esa etiqueta obedece a que son heurísticas que forman su juicio mediante una muestra no significativa de los eventos que constituyen la base sobre la que se realiza el juicio. Pero las formas en las que se da esa no significatividad son diferentes: la inacción de S2, la actividad sesgada de S2, o la modificación de las condiciones del entorno que hacen que la heurística pase a ser no significativa.

miércoles, 28 de mayo de 2014

furniture (compact practice)

seré breve; las pruebas son abrumadoras.
Poneos a principios de los 90. Ya existe una old school en el rollo hip hop y una cierta nostalgia. Y nace, cómo no, el alternative hip hop. Gente como Cypress Hill, y unos marabillosos A Tribe Called Quest.
Hacen cosas increíbles en cuanto a sensibilidad y sentido como I left my Wallt in El Segundo, Electric Relaxation o Oh, my God. Recomiendo el visionado de los clips.
Es la época en que la MTv lo peta. La industria musical todavía funciona "as usual". Y en España Los 40 Principales funciona como correa de transmisión de la MTV para productos made in EEUU. En ese momento, se dicen en la wikipedia, es cuando cuaja un formato en la forma de hacer videoclips. La MTV funciona como un canal temático que necesita de esa clase de productos para funcionar. Es también la época en la que comienza a nacer la escena Grunge. Un joven director que no ha logrado licenciarse en la escuela de cine merodea por Seattle. Su nombre es Josh Taft. He visto sus primeros vídeos con Stone Temple Pilots y no merecen mucho la pena. Pero lo que hace con A Tribe Called Quest es impresionante. Supongo que tiene que ver con ritmos sencillos, letras sugernetes, chavales que tienen algo.No tiene nada que ver con la forma en la que se consolidará el Hip Hop en los 90: Gansta & Bitches.
Pasa el tiempo. Todos lo petan en el trasncurso de los noventa. ATCQ se deshace. Entonces uno de los miembros, Q-Tip, seguramente el más talentoso del grupo pasa a integrarse en la industria del hip hop, tal como esta pasó a desarrollarse en esa época. Se va a vivir a California. Se hace además productor de... Whitney Houston, Mariah Carey, etc. Y hace cosas como esta. No recomiendo su visionado. Lamentable.
Lo mismo sucede con el primo Josh... se convierte en director un galardonado director de anuncios publicitarios de NIKE, Coca-Cola, etc. También lamentable.
No quiero culpar a Q-tip ni a Josh Taft, para nada. Pero el producto de su obra posterior, si vemos los clips y los anuncios... no son buenos, no encienden como cuando hacían aquello. El timing es otro, las reglas, los adversarios, los compañeros. En fin, pilarín.

furniture (loose theory)

he postergado un post un tiempo buscando el timing apropiado, quizás llegue un poco tarde o quizás resulte prematuro. Como jugador de baloncesto old school aprendí que es una de las cosas más importantes. El timing significa tener en cuenta el momento en el que el adversario hace las cosas para hacler tú las tuyas. El resultado, como se ha cansado de repetir Trecet es una especie de Ballet, una danza. Los juegos de manos tienen cada cual el suyo: el voley y el balonmano son ejemplos. Correr, saltar, pasar, lanzar. Las reglas del juego determinan el tipo de danza que se genera.
La metáfora de los equipos como organizaciones económicas sometidos a reglas de juego la emplea North en su Economic Change. Las instituciones, como generadoras de reglas, son fundamentales para el tipo de juego y la danza que él se genera.
Quizás llegue tarde este post o quizás sea prematuro. La socialdemocracia se piensa, cuando respeta su pasado, desde las instituciones, o la superestructura, o los modos de producción. Redistribuír renta no es socialdemócrata. Ahora, en el próximo post, paso a realizar un repaso de la evidencia empírica que demuestra la importancia de las instituciones y las reglas del juego sobre la conducta humana. Sobre el estilo de danza, el timing.

viernes, 23 de mayo de 2014

ducha (en agua fría) y lucha (de clases) II sobre Althusser y Simon

(variaciones sobre una introducción de Jameson a Althusser)
Quizás merezcamos una ducha de agua fría: un poco de Marxismo. Dice Marx que "la Moral, la religión, la Metafísica y demás formas de ideología... no poseen una historia, no se desarrollan". Althusser argumenta desde Marx que no debemos pensar la filosofía, los sistemas de ideas, las proposiciones, como pertenecientes a un reino ajeno, hecho de sistemas que evolucionan por sí sólos en el tiempo. Debemos, al contrario, pensar esos sistemas y proposiciones como formas de intervención de la lucha de clases en la teoría. Eso es el materialismo histórico. Y debe ser empleado, según Althusser, en la lucha contra cualquier tipo de tendencia idealista.
El marxismo, como el psicoanálisis, sería intervención; unidad de teoría y práctica. Pese a poseer conceptos estos también son modos de intervención; no pueden ser formulados sin que esto implique la poco confortable necesidad de tener que intervenir de forma práctica y adoptar compromisos. Pero quizás pequen aquí los ruiseñores marxistas de un intelectualismo del que se piensan ajenos: no es posible formación teórica alguna sin el concurso previo de formas prácticas de estar en el mundo; percibir, escuchar, pensar, atender, suponer, proponer, etc, son formas de relacionarse con el mundo y de estar en él.
Existen formas de pensamiento que no son posibles sin estructuras previas, sin dispositivos y formas de organización apropiadas. El pensamiento precisa de estructuras y es capaz de afectarlas. Althusser pensaba las estructuras no como formas de oposición binarias sino como niveles distintos de acción relacionados de forma semi-autónoma y teniendo cada uno su lógica específica. Para Jameson es posible llamar estructuralista a Althusser pero con la condición de que entendamos que existe sólo un tipo de estructura: el modo de producción. Por lo tanto existiría un sólo modo de relación estructural semi-autónoma. Además el pensamiento de Althussser no sería es una filosofía basada en el lenguaje, sino en las determinaciones establecidas en base a esas relaciones estructurales.
La pregunta que nos interesa ahora es: ¿Es posible relacionar algo de Althusser con el pensamiento deHerbert Simon? Y la respuesta es SIEMPRE... sí!!! para alguien que está realizando una tesis en la que el pensamiento de H. Simon es importante... lo probabilidad de encontrar una relación de similitud / disimilitud entre cualquier texto analizado y el pensamiento de H. Simon tiende a uno conforse se avanza en la lectura de ese texto.
En primer lugar una semejanza: el de Simon es un enfoque sobre el uso del conocimiento, principalmente por parte de las organizaciones. Y en él, como para Althusser, existe una jerarquía en el funcionamiento de todo cuerpo social que se organiza de forma modular. Que se organice jerárquicamente mediante una división modular quiere decir que posee una estrutura althusseriana: distintas capas capaces de funcionar de forma semi-autónoma, cada una con su propia lógica, y realizando sus propias funciones. (como una lasaña).
Y una disimilitud: A diferencia de Althusser la visión de sostiene Simon es "idealista", en el sentido que analiza las formas de funcionamiento de los sistemas desde el punto de vista del procesado de información.

duchas en agua fría I (con enlaces!!!) dualismo y conciencia

Teóricas duchas en agua fría.
De vez en cuando recibimos golpes que son frenazos en nuestro avanzar teórico. Tienes una idea y trabajas sobre ella. Te sitúas en una especie de inercia, un movimiento generado por la coherencia de las lecturas que esa idea posibilita. Pero a veces pasa que una piedra en el camino lo frustra todo, muerdes el polvo, todo se te baja como cuando te das una ducha en agua fría.
Hubo un momento, mi comienzo como tesinando, en que trabajaba sobre la idea de 'interés propio' en Economía. Trabajé durante año y medio en ella y al final todo quedó en nada, aunque creo que aprendí algunas cosas. Antes de ponerme a trabajar sobre racionalidad me pasé un verano, el de 2.011, leyendo cosas que me apetecían, trabajando textos así raritos mientras pasaba calor y bebía limonada, textos que no tenían que ver nada en absoluto con Economía (Adorno, Zizek, Deleuze,...). Y me encontré con un texto, de esos artículos que no sabes cómo llegas a ellos y te los descargas... era el artículo de David Chalmers "Consciousness and Its Place in Nature".
Chalmers es un filósofo de la mente conocido por su dualismo. Me llamó la atención que hubiese gente, hoy, defendiendo que la mente, o algunas formas de cognición, deben ser consideradas de forma especial, o que plantean problemas especiales. A través de Chalmers llegué a Andy Clark. Cuando Clark formuló su Parity Principle para defender la idea de la mente como una forma de cognición extendida lo hizo en un artículo, hoy bastante famoso, firmado con Chalmers. Y a través de Clark, muy poco a poco, desemboqué en el externalismo sobre el que hoy trabajo y que está relacionado con la obra de H. Simon.
Tengo una libreta con resúmenes de ese verano.
Las notas son en inglés por lo que supongo que las copié literalmente. Ahora, que de casualidad me he topado con ella, os propongo una especie de resumen interesado.
Dice Chalmers, que es un heavy vieja escuela, que el concepto de conciencia se usa en varios sentidos: a veces se habla de ella como la habilidad para discriminar estímulos, o para remitir información, o para monitorizar estados internos, o para controlar la conducta. La consideración de estos fenómenos son denominados en filosofía de la mente como "el problema sencillo" de la conciencia... o "the easy problem".
Cuando hay algo llamado problema sencillo es natural pensar que en algún lugar haya otra cosa, un problema difícil. Los seres humanos están sujetos a una experiencia subjetiva de si: existe algo que es como ser Abilio, por ejemplo. Ese algo que es como ser yo, es el ser consciente, o ser fenomenológicamente consciente, es eso que es como ser ese algo. También existe una conciencia de ser una persona, que es la experiencia que consiste en ser una persona, o como ser un hombre, o como ser un niño: de ahí la conciencia de niño, de ser profesor, o de ser nadadora.
E indica Chalmers que la tarea a resolver aquí, el problema difícil de la conciencia, es el saber cómo y por qué los procesos físicos dan lugar a la experiencia. ¿Por qué esos procesos del nadar, enseñar, del ser niño, no tienen lugar en la oscuridad, sin conciencia de serlo, como si no hubiese algo que fuese como ser una niña? Este es, para Chalmers, el fundamental problema de la conciencia.
Continúa Chalmers sobre aquello que no es este problema: no es una cuestión de estudio de la conducta sobre fundamentos cognitivos: ni siquiera el estudio de problemas vecinos al de la conciencia, como puede ser el problema del control sobre las propias acciones, o el del acceso a los estados internos, o el problema de integración, no posibilitan el poder contestar por que la realización de esas tareas ha de estar acompañada por la experiencia de lo que se es. Esa dificultad, la dureza de esa pregunta, hace que Chalmers la entienda como un tipo de cuestión diferente que precisa otro tipo de solución distinta de la que puede oferecer conductismo. ¿Por que debemos sentir ser como somos nosotros?
Chalmers indica cuatro formas de intentar contestar ese problema: las explicaciones reductivas, las materialistas, las no materialistas y las no reductivas.

lunes, 12 de mayo de 2014

intemperie: la boca del lobo

Creo que nunca acabaré con esto que he iniciado con la tesis. Estoy trabajando ahora la relación de Herbert Simon con economistas de influencia hayekiana como Bryan Loasby. Me está resultando muy problemática la construcción de un argumento ordenado. Este peso, terrible [:)], me lo está ayudando a sobrellevar la lectura del capítulo 7 del Machine Dreams, de Mirowski, libro que recomiendo a todo economista y a toda persona interesada en inteligencia artificial y su relación con la llamada condición humana.
Como he renunciado a trabajar al lado de cualquier dispositivo movil conectado a la red a veces se me va la olla... o sea, que mis pensamientos derivan en temas ajenos a la tesis aunque hilados, habitualmente, por algún argumento sacado de ella. Eso es lo que me ha sucedido hoy al pensar en lo familiar en Simon, en la importancia de la creación de ambientes locales en los que las rutinas y los hábitos construyan apropiados refugios cognitivos.
Cuando comencé la tesis, cuando todavía no sabía nada de racionalidad ni de Simon, sabía que iba a tener que construirla sobre un mundo de rutinas. Y la verdad me apetecía mucho. Me he saciado.
Modificar las formas de familiardad es muy difícil: la fuerza de los hábitos es enorme. Una de las forma de modificación consiste en que la estructura del entorno sufra un terremoto. Ultimamente pienso bastante en mi vida post-tesis y en vez de rutinas la imagen que me viene, como mundo deseado, es la de la intemperie. Una intemperie desde mi perspectiva actual, hecha de ellas y ellos, montañans e mares, callos, sudores, morenos, pérdidas y ganancias, apuestas, trabajo y azares inciertos.
 Desear la intemperie hace que aquello que es el hogar cambie. Mi casa va a ser otra dentro de unos meses. Y como recodo a este relato intencional dejo una canción para nostálgicos faltos de eslóganes. 

lunes, 28 de abril de 2014

sobre la preñez

Galicia tiene una tasa de natalidad del 7'7%, medio punto menos que Bosnia, el país del mundo con menor índice. Portugal está en el 8'8 (puesto 195 del mundo), España en el 10,6 (puesto 178 del mundo).
Dejaremos de lado disquisiciones sobre si hay demasiada gente en el planeta, de si esto en el fondo no es malo, etc, sobre todo en cuanto no creo que este sea uno de los motivos que la gente sopesa cuando debe decidir.
Nos interesa el fenómeno económico. Supone una decisión económica que afecta a toda la sociedad de forma profunda, una decisión cuyas consecuencias más importantes son a largo plazo. nos interesa en tanto que vivo aquí, el lugar del mundo (creo que Asturias nos supera) en el que esta decisión toma valores más extremos; debe ser este un sitio, por lo tanto en el que algo especial pasa: una combinación de factores que nos sitúan aquí, que afectan a muchos otros países pero que aquí se dan especialmente. De hecho antes de la crisis esta especificidad nuestra era ya manifiesta.
El género, el marco laboral, las tecnologías de compromiso y la incapacidad de representarnos las consecuencias futuras de nuestras acciones presentes son las variables. ¿En qué clase de secuestro vivimos para no poder pensar de otra forma?
El "nosotras parimos, nosotras decidimos" queda como desideratum, como principio normativo a considerar.
Y pensar en las formas de racionalidad presentes en todo esto... más difícil.

martes, 22 de abril de 2014

dirigismo social como forma de compromiso

Me gustaría escribir sobre responsabilidad, género y compromiso pero no quiero hacerlo de forma apresurada. No me gustaría escribir como lo estoy haciendo últimamente. Porque el proceso de elaboración de la tesis me impide tener tiempo para considerar argumentos y construir. Pero lo intentaré, de hecho ya lo estoy intentando. No sé qué me pasa que me estoy empezando a sentir responsable. (La seriedad asusta) Será para dentro de unos días.

sábado, 19 de abril de 2014

lineas rojas sociademócratas

Las cesiones más importantes son las ideológicas.
pensar en termos sólo en términos de mercado; pensar en términos de preferencias, creencias y racionalidad. Adherirse acríticamente a todos los principios del individualismo metodológico.
Tradicionalemente desde la izquierda se ha pensado en términos de los efectos de las estructuras institucionales sobre la conducta. Ese enfoque se ha dado por muerto desde buena parte de la sociademocracia. Desde los 80 y de forma masiva desde los 90 se ha adoptado un análisis en términos de elección individual, incentivos, respeto por las decisiones individuales, etc. Desde la izquierda.
Pero el trabajo conductista puede ser de gran ayuda en la recurperación de ese discurso sin tener que estar citando a Marx continuamente. Todos los trabajos empíricos sobre racionalidad encuentran decisivo el papel del entorno y de las herramientas cognitivas disponibles para los sujetos a la hora de poder tomar buenas decisiones. Las valoraciones individuales y creencias ya no son una variable endógena en los modelos. Sólo hace falta que la izquierda, en concreto la socialdemocracia, se dé cuenta de que el discurso que esta de modé y a la defensiva es el otro, el discurso liberal tradicional: están cediendo terreno pero todavía no se dan cuenta.

viernes, 7 de marzo de 2014

quien ha dormido al raso agradece una manta

 Hay algo idiota en lo que nos sucede. Que la socialdemocracia imagine alternativas como esta dicen bien poco de algunos de sus representantes. En ese artículo uno de los antiguos ministros de Tony Blair reclama todo el capitalismo posible pero siempre que se mantenga la fe las cosas buenas y justas que sólo el Estado puede garantizar. Cosas que el neoliberalismo habría olvidado. Y los párrafos idiotas viene al final:
In the new global economy, which is awash with cheap labor, Western economies will not be able to compete in a “race to the bottom,” with firms seeking ever-cheaper labor, land, and capital, and governments seeking to attract them by deregulating and shrinking social benefits.
The only way Western economies will be able to compete and improve their standard of living is by seeing themselves as being involved in a race to the top. That is, firms must improve their value added through innovation in existing industries, and by developing the capability to compete in new and more sophisticated industries, where value added is generally higher.

lunes, 17 de febrero de 2014

el lenguaje y la conducta

llevo 51 páginas y 23mil palabras. Varias reestructuraciones, la actual con siete capítulos previstos. Algo de cansancio y varias ideas todavía por desarrollar.
Y en ésto es en lo que estoy pensando, en la lectura que ha de ser hecha desde la economía, en las repercusiones teóricas de esa clase de desarrollos: de como el entorno participa de forma activa en el proceso de deliberación y elección.
El hecho es que ya se está intentando construir un relato coherente y sencillo de lo que la Economía de la Conducta está significando. La introducción de mayor realismo psicológico en los modelos económicos, la integración de los resultados de laboratorio en esos modelos, es algo así como la irrupción del sonido en el cine. Hay personajes --racionalidad, óptimización- que están haciendo el ridículo; otros --preferencias, utilidad- que están intentando adaptarse, y otros que están comenzando a cobrar protagonismo --contexto, hábitos, heurísticas, distorsión-.
Y están comenzando a escribirse guiones pensando en el sonido pero el musical no ha sido todavía descubierto. Lo cual no quiere decir que las glorias del cine mudo no conserven su grandeza.

hala, de regalo:
 

viernes, 24 de enero de 2014

Egonomics, de John Elster.

uno de los regalos de cumpleaños que he recibido este año es Egonomics, de John Elster. Es una especie de relato sobre el itinerario intelectual del economista noruego en el que se resalta su posicionamiento moral. En él desprecia "la charlatanería francesa" y ensalza el rigor metodológico, a veces excesivo, de los académicos sociales estadounidenses; se queda con el espíritu del concepto marxista de alienación -y nada más-, que hoy en día traduce por ofrecer la posibilidad a cada quien de realizarse con los demás.
Comenzó trabajando a Hegel y a Marx en su época francesa (1966-1974), después enseñó en Noruega para a finales de los setenta comenzar su etapa estadounidense. Es en el entorno norteamericano en donde confiesa sentirse a gusto, en contrarse a sí mismo en el individualismo metodológico que rinde toda explicación a la acción de preferencias, creencias, motivos psicológicos. Reclama la necesidad de entender los mecanismos cognitivos que condicionan nuestros razonamientos, los compromisos de los que nos valemos para sujetarnos y superar tentaciones emocionales. Parace ser que  para Elster su fase norteamericana significa la redención haber sucumbido a la tentación que supuso su etapa francesa, en Vincennes, facultad de la que fue profesor en los 70 pero de la que no habla, facultad que fue famosa por los excesos de los "maos-expontex" y otras gentes que meclaron habilmente psicoanálisis con substancias variadas.
Y ahí se detiene mi lectura. Ya había leído, para la tesis, algún artículo de John Elster y fragmentos de un libro pero nunca he acabado de pillarle el punto: no sé de qué va. Este libro es posible que me ayude. No sé todavía cómo valorarlo, me interesa pero no me posiciono. Me quedo con su idea de autorrealización con los demás como meta, con la búsqueda de encuentros que signifiquen formas de cumplimiento apropiadas. No me gusta el tono amargo que estoy encontrando en algunas partes de su reflexión pero no soy quien para juzgar lo que él ha vivido y ese tono representa esa experiencia.

sábado, 18 de enero de 2014

tesis al ralentí


Llevo dos semanas al ralentí con la tesis. En ella intento exponer los modos en los que se han desarrollado los intentos de dotar de mayor realismo psicológico a los modelos en Economía. Además realizo una apuesta por las teorías cognitivas denomiandas de externalismo activo (Clark & Noë fundamentalmente, es decir: extended and embodied cognition). Esta apuesta consiste: primero, en analizar el grado de empatía, o compatibilidad, de estas teorías con otras derivadas de la obra de H. Simon (Racionalidad Limitada y Ecológica, Economía Evolutiva y Nueva Economía Institucional). Segundo, considerar la  capacidad explicativa que una formulación basada en conceptos propios del externalismo (entender la cognición como un conjunto de destrezas; el énfasis en el utillaje cognitivo, los aparatos, las computadoras; el papel activo del entorno sobre la naturaleza de los procesos cognitivos; etc etc) tiene sobre algunos resultados de economía experimental (estoy pensando en el trabajo de Esther Duflo y sobre todo algunos experimentos de Pascaline Dupas).

He comenzado el trabajo de escritura con la introducción de los Economistas de la Conducta, las hijas e hijos de Kahneman y Tversky. He disfrutado mucho de esta parte porque creo que me ha quedado muy bien. Estoy contento sobre todo con la importancia que cobra en el enfoque que planteo el esquema cognitivo sobre el que se fundamenta Kahneman y que sirve a los Thaler, Laibson y Rabin para realizar la famosa integración de los resultados conductuales en los modelos económicos convencionales (funciones de utilidad etc). Es el esquema que habla de los Sistemas Cognitivos 1 y 2.
La sorpresa me la he llevado al leer un artículo de Evans y Stanovich. Recuerdo que la división en dos sistemas cognitivos tal como la plantea Kahneman está basada en el trabajo de Stanovich. Pues bien, ese esquema es polémico y cuestionable para el propio Stanovich. En ese artículo con Evans proponen, por ejemplo, un esquema cognitivo tripartito. El S1 pasaría a ser el Sistema Autónomo, y el S2 estaría dividido en dos tipos de procesos: los de la mente algorítmica y los de la mente epistémica.
La cuestión que me estoy encontrando es que este último esquema formulado por Stanovich y Evans es más permeable al externalismo que el de Kahneman en el sentido de que al formular de forma más detallada, al hacer explícitas categorías que en el otro esquema son ignoradas, permite una lectura desde el externalismo. Es lo que sucede con la forma que tiene de caracterizar la mente algorítmica.
Además pone de manifiesto el cajón de sastre que constituye el S1, y lo problemático de obviar esa diversidad de los recursos cognitivos que engloba. Stanovich y Evans permite por lo tanto argumentar sobre los modelos económicos desarrollados a partir del esquema S1+S2; o en eso estoy.
Y puede servirme para trasladar a un lenguaje externalista, más basado en rutinas, destrezas, hábitos, nichos cognitivos, andamiajes, etc etc.
Me resulta problemático traer más cosas sobre la tésis porque la redacto en gallego, mis apuntes están todos en esa lengua, y traducir supone tiempo.

domingo, 12 de enero de 2014

cinco notas y una conclusión


  • En "doce años de esclavitud" asistimos a la progresiva degradación de la materia humana. En la película podemos asistir a varias luchas por conservar la dignidad. Unas, las femeninas, las representa McQueen como refugiándose en el llanto y en los juegos, en la evasión cuando es posible. El protagonista masculino intenta mantenerse firme mediante el ejercicio de las destrezas que una vez lo caracterizaban como una persona libre.
  • Mientras la veía pensaba que me eran más profundas las dos anteriores películas de McQueen, con una carga estética tan estudiada que nos trasladaba a un estado de sensibilidad capaz de hacer inteligible aquello que mediante lo discursivo se pierde por abstracto. En ésta existen esos recursos pero aparecen en algunos momentos sólo. Al contrario que la película sobre los presos irlandeses en esta el mal se ejerce desde la locura y no como un procedimiento administrativo operado metódicamente.
  • Uno de los méritos de McQueen es que sus obras añaden reflexión no sólo en si mismas sino también cuando recurrimos al contraste comparativo de las unas respecto de las otras. 
  • El contexto irlandés permite luchas a través del cuerpo y sus excrementos que humanizan y dignifican, que permiten una libertad imposible de arrebatar. 
  • En esta última la desposesión y el aislamiento que permiten la esclavitud sí despojan y arrebatan. El otro loco y cruel se ensaña en esos mismos cuerpos. Lo erótico, musical, lo familiar, lo cotidiano expuesto a la locura y arbitrariedad del amo permiten como único refugio el llanto. Todo asomo de resitencia es esporádico, no planificado, fruto de desesperación.
Sólo el azar libera, aparentemente, después de tal travesía.

viernes, 3 de enero de 2014

no distópico

Ayer estuve viendo un programa muy bueno sobre la situación política francesa. Lo recomiendo. En Francia la idea y las estructuras de Estado han prendido fuerte. Además la derecha es atípica, también la izquierda. Es un país poderoso e influyente. Otros estados son importantes pero no son el Estado francés. Allí la incertidumbre sobre qué sucederá con un Estado todavía no desmantelado, sobre un negocio apetitoso, es todavía grande. Dicen los tertulianos de Fort Apache que los gobernantes tienen miedo al pueblo francés. Por si al meter la patita...
En los márgenes y periferias que habitamos  quizás nuestra suerte esté bastante más determinada: es posible que el proceso de desguace que vivimos nos deje en una intemperie que nunca pensamos vivir. Viviremos la apertura de nuevos espacios para todo. Lo malo es que en estas situaciones no es posible predecir lo que sucederá: las prediciones son posibles cuando un sistema está en funcionamiento, con sus dinámicas y ciclos; cuando un sistema se desmantela no se sabe qué puede ser después.
Se rompa o no España, se germanice más o no Europa, se desintegre el euro, vuelva o no el crecimiento, deberemos pensar de nuevo las políticas monetarias y de bienestar. Y no valdrá el teorizar demasiado, lo factual, lo que de hecho se vaya haciendo, sea como sea, paricipará de la constitución de lo nuevo.
Sea como sea permitir y desarrollar iniciativas locales, conectarse con lo extranjero para traerlo, negociar al margen, colaborar por momentos, buscar concurso, disolverse, resistir, reunir, obedecer, fidelizar... un sabedios de improvisaciones con la certeza de que esto no es Detroit y las quiebras aquí no se solucionan sólo emigrando. Pese al tópico.